Cómo saber si tu gata tiene hambre: Lección 1. La importancia del lenguaje oral